“El amor y la paz nos abrazarán”

pregnancy-792742_1920

El aborto, es una de las pruebas de fuego de la resistencia que la gran mayoría de la población asignada a la cultura y los valores de la civilización cristiano-humanista, frente a la ofensiva desatada por poderosos grupos minoritarios de presión ideológica, es de esencial rigor dar la batalla ahora ante la dictadura de la cultura de la muerte por estas minorías, que no solo les basta con la imposición del aborto, si no que algunos están promoviendo ya la eliminación de nuestros mayores, enfermos, etc., con la eutanasia.

Los dirigentes políticos y los responsables de la línea ideológica y moral de esta gran mayoría, han respondido con pasividad, ante esos grupos poderosos de presión, que viven obsesionados por la destrucción de la FAMILIA, el MATRIMONIO, la PATERNIDAD, la MATERNIDAD, y la FILIACIÓN, que son los pilares fundamentales de nuestra civilización, han copado todos los poderes: el ejecutivo, el legislativo, el judicial, el educativo, y el comunicativo.

Es el momento de seguir, dando la batalla, con amor, con verdad y constancia ante esta macabra cultura de la muerte que nos imponen cual si fuésemos unos memos, tontos, sin personalidad, que ya les gustaría, pero se equivocan, nos han hecho más fuertes, y hay que reconocerlo.

La sociedad tiene que despertar, no puede dejarse manipular más contra sus valores esenciales, valores que dan sentido a nuestra vida, que la hacen verdaderamente alegre, fuerte, y esperanzadora de un mañana siempre mejor. No permitamos que sigan maniobrando estos grupos de presión ideológica enrolando al hombre, la mujer, la madre en especial a la liquidación de sus HIJOS no nacidos, en aras de una libertad sexual, cimentada en la irresponsabilidad; y de nuevo nos quieren implicar en la administración de la eutanasia a nuestros padres, abuelos enfermos, o inválidos, con el pretexto de una vida digna, habrán liquidado el último residuo de dignidad de la persona, con especial implicación de la mujer. Y para culminar esa degradación, concederán la dignidad de personas a los grandes simios, tal como parece ser tienen proyectado. Y ya les gustaría, pero la resistencia fuerte a todo esto funesto acaba solo de empezar…

lapaz

No dejes para mañana lo que podrías hacer HOY, es de obligación moral llamar a las cosas por su nombre, actuar con amor, verdad y justicia, porque solo así seremos realmente libres, y el amor y la paz nos abrazarán.