Una familia con valores

wedding-1571446_1920

Sufrimos una desvalorización de la vida

Hay una incapacidad general para valorar la vida que nos es dada a las madres por medio de la llegada de un nuevo hijo. Se considera a los hijos como una carga para los padres.

¡Pero cuántos hijos! ¡Qué estrés!

Los hijos parecen ya no caber en nuestras agendas. Primero sería la carrera profesional, después conservar bien la figura, tener éxito en nuestra vida social, acumular dinero; y si aún te decides, pues que sean pocos, puesto que necesitarán un iphone a los 14, la tablet a los 12, poder irse a hacer cursos de inglés a los ocho, etc.

girl-516341_1920

Necesitamos vernos en los demás para crecer

Infinidad de veces me han llamado loca, insensata, irresponsable e incluso mala madre porque no se puede “atender” a tantos.

Pero la realidad es bien diferente: es el paradigma de familia solamente centrada en la búsqueda continua y exclusiva del placer de todos sus miembros, el que acaba llevando a un vacío y a la infelicidad.

Me encanta ver cómo las fuerzas se multiplican en una familia grande. Ya no es la mama y el papa todo el tiempo pendientes de uno o dos hijos, viendo sus riñas constantes y estresándose todo el tiempo.

El hermano mayor, por ejemplo, corrige y ayuda a hacer los deberes a las medianas; mientras los más pequeños juegan y hacen sus travesuras.

Después alguno de los jóvenes hace algo de lo no permitido en las reglas de la casa, y en seguida tengo algún “emisario de la paz” contándome: Mamá,jump-628431_1920 Valeria empezó a comer galletas de chocolate sin que te des cuenta. Es de verdad muy divertido, la autoridad de los padres queda protegida y apoyada finalmente por todos los miembros.

 

Cuál es nuestro regalo

La familia es en sí misma una escuela de valores. Y si puede ser una gran familia, evidentemente se amplifica la riqueza con el número de miembros. En las familias se enseña a ser grande de corazón, pues todo lo tenemos que compartir; se enseña a perdonar los defectos de los demás, ya que para que reine la buena convivencia estamos obligados a ceder en nuestro punto de vista. Es una escuela de esperanza, pues siempre confiamos en salir adelante. Es una escuela de gratitud, puesto que nos damos cuenta del esfuerzo heroico que hacen por nosotros nuestros padres. Y es una escuela de humildad y paciencia, pues todos nos equivocamos constantemente y nuestro éxito radica en saber reconocerlo a menudo.

 

¿Somos padres contra corriente?

Un poco sí, y en el fondo habrá que asumirlo. Pero estoy orgullosa de haber regalado a mis hijos más cosas que el iphone o la tablet. Ellos tendrán un Tesoro en cada uno de sus hermanos y la vida será el principal regalo de la familia.

 

2 thoughts on “Una familia con valores

  1. Gracias Viviana, te felicito por este artículo, es maravilloso leer a mujeres valientes, heroínas como tú, estaré pendiente de tu blog,
    Saludos

  2. Me encanta
    Yo soy de una familia numerosa de 13 y ha sido y es un regalo, una escuela, un sitio donde aprender, servir, ver, dejarse querer y corregir…
    Ahora que ya empiezan a llegar los sobri nietos…. aun mas !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *